20 mayo 2017

No pidas ideas a la gente si no vas a hacer nada con ellas



Las empresas que se centran en la innovación a menudo se preocupan por cómo alentar a que la gente aporte ideas. Pero, ¿qué sucede cuando pides a la gente que participe en un esfuerzo de innovación y luego, por la razón que sea, no se hace nada con las ideas obtenidas? 

Efectivamente, la innovación fracasa y los empleados más cínicos aprovechan el momento para hablar de lo que harán cuando les pidan en el futuro por más ideas...

Es evidente que, en estas situaciones, las empresa pierde una oportunidad de oro. La gente se compromete, se ilusiona aporta ideas y luego... y luego, ¡nada!

La innovación requiere de algo más que ideas. Por eso, al iniciar cualquier esfuerzo de innovación es fundamental pensar en el proceso a seguir después de haber obtenido las ideas.

La gente que ha aportado ideas siempre querrá saber por qué sus "brillantes" ideas no han sido elegidas o puestas en práctica.

Y esta respuesta la esperan relativamente pronto en el tiempo... 

17 mayo 2017

La curiosidad es el motor del crecimiento


La curiosidad implica tener un fuerte deseo de aprender o de saber algo.

Las personas curiosas muy a menudo no "necesitan" la información que investigan. Buscan respuestas a sus preguntas con el fin de obtener conocimiento. Aquellos que son curiosos también pueden buscar activamente desafíos y nuevas experiencias para ampliar sus horizontes.

La curiosidad engendra la exploración, la investigación y, consiguientemente, el aprendizaje.

Ser curioso puede manifestarse de muchas maneras (haciendo preguntas, observando mejor, estando más presente, ...) pero también puede ser una posición desde la cual uno se acerca a su vida.

Si lo piensas detenidamente la curiosidad es "un motor de crecimiento". 

14 mayo 2017

Una solución ingeniosa


El pasado viernes se produjo el mayor ataque digital de la historia. Un software malicioso llamado WannaCry atacó a grandes empresas de todo el mundo con un extenso radio de acción: de compañías de telecomunicaciones a centros sanitarios, pasando por dependencias policiales y pequeñas empresas.

El software malicioso llegó por email en un archivo comprimido y encriptado que, una vez descargado, se hizo con el control del ordenador cifrando todos los datos. Para poder desencriptarlos se requiere el pago de una cantidad de rescate en bitcoins (la criptomoneda de curso legal nacida en 2009 y ampliamente usada en todo el mundo).

Dos expertos británicos estudiaron el procedimiento por el que operaba el virus y se percataron que éste contactaba con un dominio (una dirección de Internet), que consistía en una gran cantidad de caracteres cuyo final siempre era “gwea.com”.

Los expertos dedujeron que si WannaCry no pudiese tener acceso a esa dirección comenzaría a funcionar de manera errante por la Red, buscando nuevos sitios que atacar, hasta terminar por desactivarse. Así justamente es como sucedió.

Siguiendo esta lógica, compraron el dominio gwea.com por poco más de 10 dólares e hicieron que apuntase a un servidor en Los Ángeles que tenían bajo su control con la finalidad de obtener información de los atacantes.

Cuando el dominio estuvo en activo vieron la potencia del ataque: más de 5.000 conexiones por segundo. Finalmente el virus termino apagándose a sí mismo, como un bucle.

La solución, no ayuda a los que ya tienen sus máquinas infectadas, pero sin duda ha sido una solución muy ingeniosa para frenar el virus.

10 mayo 2017

Una portada revolucionaria de Pink Floyd


Este próximo domingo un museo de Londres inaugura una formidable exposición conmemorando el 50 aniversario del lanzamiento del primer álbum del grupo Pink Floyd.

El impacto que tuvo la banda en el panorama musical del momento fue tremendo (vender 300 millones de copias de sus discos no está al alcance de cualquiera) y, de hecho, se ha convertido en un grupo mítico.

Más allá de esta faceta, el impacto del grupo inglés también fue notorio en la escenografía, el diseño, la contracultura, la política y la tecnología.

Fíjate, como muestra, en la fotografía de arriba. Es la portada del probablemente mejor disco de la banda, “Wish you are here” (algo así como “Ojalá estuvieses aquí”), publicado en 1975. Impresionante, ¿verdad?

Un hombre de negocios es devorado por las llamas, incapaz de alejarse de una situación que le duele o, literalmente, que le quema; mientras tanto, otro profesional le da la mano, cuando debería estar ofreciéndole ayuda en lugar de sonrisas y falsos saludos de negocios. Una representación del temor a quemarse o a ser herido en una relación que está comenzando, la reticencia a mostrar los verdaderos sentimientos cuando se conoce a alguien. También aludía a que el grupo echaba de menos a Syd Barrett, antiguo componente de la banda que los había abandonado hace algunos años por problemas “diversos”.

Ten en cuenta que, en la época, no existía ni mucho menos Photoshop. La portada por tanto es de lo más real. Trajeron un especialista de Hollywood, le colocaron un traje ignífugo debajo de sus ropas, una capucha y una peluca, y se le roció con gasolina a la que prendieron fuego.

Se necesitaron nada menos que tres tomas y veinte minutos para conseguir la imagen que el grupo iba buscando.

Una portada sin duda revolucionaria.

05 mayo 2017

Innovar en productos complementarios


Todas las empresas sufren constantemente importantes desafíos en su entorno. Es fácil que, en esa nueva tesitura, empiecen a perder ventas y cuota de mercado.

Sin embargo, muchas logran recobrarse de esas turbulencias de forma espectacular.

¿Cómo lo hacen? Todas esas empresas utilizan el mismo enfoque. Un enfoque que no está relacionado con una mejora incremental de sus productos actuales para sus clientes actuales. Tampoco tiene que ver con una disrupción radical de su industria. No, no se trata de una arriesgada y revolucionaria innovación. 

Para ganar en sus mercados esas compañías rodean sus productos clave con innovaciones complementarias. Innovaciones que hacen que sus productos clave se conviertan en irresistibles para sus clientes.  

Por ejemplo, a mediados del 2000, Gatorade lo estaba pasando muy mal. Un nuevo competidor, había posicionado su producto en un segmento mucho más económico, y le estaba quitando muchas de sus ventas.  Para responder a esta situación, Gatorade decidió lanzar su producto al mercado con muchos más sabores. La estrategia no funcionó. Las ventas continuaban planas, los beneficios seguían descendiendo y la empresa seguía perdiendo cuota de mercado...   

Gatorade decidió entonces hacer algo diferente. Reconectó con sus clientes clave: los atletas auténticos. Entonces, se percató de que a estos clientes no les importaba demasiado que el producto tuviera una gran variedad de sabores. Lo único que querían es que el producto les ayudase a tener buenas actuaciones en eventos deportivos.

Así que Gatorade, redujo sustancialmente el número de sabores que estaba ofreciendo del producto y rodeó a éste de una gama diferente de otros productos complementarios que ayudaran a los atletas a preparar y a recobrarse de los eventos deportivos. 

Los clientes volvieron a la marca y la ventas de bebidas se recuperó.

Muchas empresas (Novo Nordisk, Victoria Secret, Lego, etc.) ganan cuota en sus mercados utilizando un enfoque similar: hacen innovaciones en productos complementarios que hacen el producto principal irresistible para los clientes.  

30 abril 2017

Un puesto revolucionario


Las denominadas empresas tecnológicas (Apple, Microsoft, Google, IBM, Facebook, Alibaba…) no sólo mueven intereses económicos y políticos, sino que sus movimientos también pueden afectar al empleo, la economía y la creación de opinión en la sociedad. Y, por tanto, llegar a ejercer una gran influencia.

Consciente de ello, Dinamarca será el primer país del mundo en crear (a partir de septiembre) un puesto de embajador digital para mantener relaciones con estas grandes compañías tech

Detrás de esta decisión subyace la creencia de que la diplomacia está cambiando y de que las fake news (noticias falsas), los robots que hacen el trabajo de profesionales, los drones, la inteligencia artificial, los coches sin conductor, la captación para redes yihadistas, etc. están adquiriendo espacio en los debates políticos, económicos y éticos en la mayoría de países del mundo industrializado.

Valgan un par de ejemplos: la suma de los valores bursátiles de Google y Apple es tal que, de ser Estados, estarían a las puertas de pertenecer al G20, el grupo de países cuyas economías son las más potentes del mundo. Microsoft posee un valor en el mercado que equivale a toda la riqueza de Suecia o de Bélgica (PIB).

Ante esta tesitura, desde luego, los países no deberían sentarse a contemplar y esperar a ver qué sucede.

Por cierto, si quieres optar al puesto aún estás a tiempo (no hace falta ser diplomático). Eso sí, como puedes suponer, tendrías que mudarte a Silicon Valley.

24 abril 2017

Ideas originales para cruzar la calle

video

El ganador de una maratón de élite suele emplear un tiempo de un poco más de dos horas y diez minutos en acabar la carrera. Ahora bien, los últimos corredores en llegar a meta pueden hacer tiempos por encima de las seis horas.

Esto supone que en determinadas calles de las ciudades donde se organizan las maratones pueden estar pasando corredores durante más de cuatro horas.

¿Cómo cruzar por esas calles si eres peatón sin chocarse con un corredor? El método ideado en la reciente maratón de Boston es sumamente original.

La organización colocó “islas” rectangulares dibujadas en el suelo. En ellas, se colocaban los peatones que querían cruzar esa calle. Cuando el rectángulo estaba lleno, los voluntarios de la prueba desviaban el cauce de la carrera a uno de los lados, como si fuese un río.

Los voluntarios sólo necesitaron de dos señales con flechas y una cuerda para realizar el desvío. En cuanto los atletas han cambiado de lado de la carretera, los peatones aprovechan para terminar de cruzar la calle rápidamente.

Un idea sin duda original.

20 abril 2017

Creatividad e improvisación


La improvisación puede definirse como "acciones con mucha novedad y poca separación entre la concepción y su implementación".

Ahora bien, para alcanzar el estatus de creativa, la acción no sólo debe ser espontánea y novedosa sino que además debe ser adecuada.

Crear por crear no tiene sentido.

15 abril 2017

Fomentar sinceridad


Muchos directivos afirman que están abiertos a nuevas ideas y sugerencias.  En la práctica, no es del todo cierto. Las personas son mucho menos abiertas con sus jefes de lo que estos creen.

Muchos jefes indican que no quieren escuchar malas noticias. También evitan que los empleados presenten ideas constructivas para mejorar por temor a que sus comentarios puedan ser considerados como una crítica.

Los directivos potenciarían mejor la innovación si dejaran el temor al lado (no se tomaran las cosas personalmente) y fomentaran de verdad la sinceridad de sus colaboradores.

10 abril 2017

Wikipedia, una idea genial

¿Te resulta familiar el nombre de Jimmy Wales? Sus primeras palabras en la web ("Hola mundo!") no parecían destinadas a provocar lo que finalmente ha provocado: una revolución que ha cambiado la manera de crear, acceder y distribuir el conocimiento.  Wikipedia. 

Por primera vez en la historia existía una enciclopedia que no tenía volúmenes, ni se pagaba a crédito, era absolutamente gratis y también se podía escribir en ella. Es decir, no sólo nos decía cómo era el mundo sino que también podíamos explicarlo nosotros. 

Hace 16 años existía otro paradigma y todo el mundo se preguntaba entonces si un invento así podría funcionar. ¿Una enciclopedia escrita por la misma gente que la lee? El asunto tenía miga. ¿Qué sucedería con la rigurosidad se preguntaban muchos?

Se contaba con alguna experiencia en algunas (pocas aplicaciones de código abierto tipo Firefox) en las que eran desarrolladas de manera desinteresada por una comunidad de  programadores y después las podían utilizar todo el mundo de manera gratuita. Por supuesto, tenían errores, pero cuanto mayor era el número de usuarios más pronto salían a la luz esos errores y más pronto los arreglaba la comunidad de programadores.

Jimmy pensó que este modelo de creación y de gestión de programación libre era exportable a la creación y gestión del conocimiento para hacerlo también libre. Cuanto más interesase un tema más lectores tendría, antes aparecerían los errores y también antes los corregirían los propios lectores.

Los más de 126 millones de artículos en 295 idiomas diferentes y los 16 mil millones de páginas vistas al mes le han dado la razón. Wikipedia, una idea genial.